Todas las máquinas, antes de ser entregadas a nuestros clientes distribuidores son desembaladas, montadas y sometidas a un check-control por nuestros técnicos especializados.

  Son comprobadas las nivelaciones y ajustes de las partes fundamentales, observando que las máquinas estén completas de elementos y accesorios y además son probadas con corriente eléctrica para observar su funcionamiento, haciendo además hincapié en testar que no se repita ninguna incidencia que haya ocurrido en el pasado revisando el historial de cada máquina; algunas de ellas disponen de un historial de más de 25 años.

    Finalmente son nuevamente desmontadas y se ensamblan de nuevo para el transporte.

 
Todo este Control de Calidad, es realizado completamente por técnicos de Comercial Cecilio en nuestras instalaciones y es totalmente independiente del control de calidad realizado por cada fabricante productor de la máquina en fábrica.

Atrás